Donald Trump ve más fácil entenderse con Putin antes de una tensa cumbre de la OTAN

El presidente estadounidense, Donald Trump, aumentó este martes la presión sobre los miembros de la OTAN al considerar que es más fácil entenderse con el principal enemigo de la Alianza, el líder ruso Vladimir Putin, la víspera de una cumbre de los aliados.

El mandatario estadounidense llegó a Bruselas el martes por la noche a bordo del Air Force One, acompañado de su esposa Melania, para empezar una gira por Europa que culminará, días después de la cumbre de la OTAN, con una reunión con el presidente ruso en Helsinki el 16 de julio.

“Francamente, Putin puede ser el más fácil de todos. ¿Quién lo habría pensado?”, dijo Trump a la prensa antes de subir al avión.

El gasto militar es el principal punto de desencuentro entre Estados Unidos y sus aliados. Trump aprovechó también este martes para reiterar sus críticas a sus socios de la OTAN por, a su juicio, no invertir lo suficiente y aprovecharse así de Washington.

En Gales en 2014, los miembros de la Alianza se comprometieron a aproximar su gasto militar al 2% del PIB nacional para 2024, un llamado tradicional de Estados Unidos, y a detener los recortes en las partidas para defensa, efectuados en plena crisis económica.

Pero, además de Estados Unidos, sólo cuatro países europeos cumplen con ese objetivo -Grecia, Estonia, Reino Unido y Letonia- y otros tres podrían hacerlo en 2018 -Polonia, Lituania y Rumania-, según cifras publicadas este martes. En total, ocho de los 29 aliados.

Los miembros de la OTAN tienen previsto expresar su “compromiso inquebrantable” con los objetivos de gasto acordados en Gales, entre el 2% y apuntar que presentarán “planes nacionales creíbles” sobre su implementación, algo que podría satisfacer a Washington, según la declaración conjunta vista por la AFP.

Antes de llegar a Bruselas, el inquilino de la Casa Blanca fue todavía más allá en un tuit, asegurando que sus aliados deberían “reembolsar” gastos de defensa a Estados Unidos, cuyo presupuesto militar representa dos tercios del total de la OTAN.

La cumbre de la OTAN, el miércoles y jueves, se da en un contexto ya tenso entre Washington y sus socios de la UE, especialmente Alemania, sumidos en una guerra comercial después de varios desencuentros respecto al programa nuclear iraní o el Acuerdo sobre el Clima de París, entre otros.

– “Señor presidente” –

Y, ante una Rusia amenazante desde la anexión en 2014 de la península ucraniana de Crimea, la Unió Europea, a través del jefe del Consejo Europeo Donald Tusk, urgió a Trump a “apreciar” a sus aliados europeos, que gastan “más” en defensa que Rusia y “tanto” como China.

“Señor presidente, le ruego que recuerde esto mañana, cuando nos reunamos en la cumbre de la OTAN, pero sobre todo cuando se reúna con el presidente Putin en Helsinki. Siempre vale la pena saber quién es su amigo estratégico y quién es su problema estratégico”, agregó.

Sus palabras se produjeron tras la firma de una declaración conjunta entre la UE -22 de cuyos países miembros pertenecen a la OTAN- y la Alianza, en la que subrayan que la “defensa colectiva” de los miembros pasa esencialmente por la organización transatlántica.

Esa referencia expresa a un principio fundador de la OTAN, que Washington fue el único en activar en casi 70 años tras los atentados del 11-S, busca apaciguar los temores de la primera potencia militar sobre los planes de desarrollar el sector europeo de defensa.

Fuente: AFP