EEUU no es de fiar, dice presidente iraní a Corea del Norte

El presidente iraní, Hassan Rouhani, dijo al ministro de Relaciones Exteriores de Corea del Norte que no se puede confiar en Estados Unidos, informaron medios estatales de Teherán.

Irán rechazó esta semana una oferta de última hora de Washington para iniciar conversaciones, diciendo que no podría negociar después de que el Gobierno de Donald Trump incumplió un acuerdo de 2015 para levantar las sanciones en contra de la república islámica a cambio de frenar su programa nuclear.

El jefe de la diplomacia de Corea del Norte, Ri Yong Ho, estaba de visita en Irán cuando Estados Unidos reintrodujo las sanciones contra la república islámica.

“La actuación del Gobierno estadounidense en estos años ha llevado al país a ser considerado poco fiable e inestable en todo el mundo por no cumplir con ninguna de sus obligaciones”, dijo Rouhani a la agencia de noticias local IRNA.

“En la situación actual, los países amigos deberían desarrollar sus relaciones y cooperación en la comunidad internacional”, dijo, añadiendo que Irán y Corea del Norte “siempre han tenido puntos de vista cercanos” sobre muchos asuntos.

Ri viajó a Teherán después de asistir a un foro de seguridad en Singapur, donde él y el secretario de Estado de Estados Unidos, Mike Pompeo, conversaron sobre un acuerdo alcanzado en la histórica cumbre de junio entre Trump y el líder norcoreano, Kim Jong Un.

Ambas partes se comprometieron trabajar por la desnuclearización de Corea del Norte en la cumbre, pero desde entonces no han llegado a ningún acuerdo para alcanzar ese objetivo. Corea del Norte ha trabajado en sus programas de armas desafiando las resoluciones y sanciones del Consejo de Seguridad de la ONU.

Ri dijo a Rouhani que el retiro de Washington del pacto de 2015 y la reimposición de las sanciones iba “contra la legislación y las normas internacionales”, dijo IRNA.

Trump decidió volver a imponer sanciones contra Irán a pesar de las peticiones de otras potencias mundiales que copatrocinaron el acuerdo, entre ellos los principales aliados europeos de Washington -Reino Unido, Francia y Alemania-, así como Rusia y China.

Las sanciones ya han llevado a bancos y muchas compañías de todo el mundo a reducir sus relaciones con Irán. Las empresas que hagan negocios con Irán serán excluidas de Estados Unidos, dijo Trump el martes.

Fuente: Reuters