El actor Dustin Hoffman tuvo una tensa discusión la noche del lunes con el presentador de televisión John Oliver

El actor Dustin Hoffman tuvo una tensa discusión la noche del lunes con el presentador de televisión John Oliver, que le cuestionó haber dado insuficientes explicaciones respecto a las acusaciones de acoso sexual en su contra.

Durante un debate de una hora en Nueva York a propósito del vigésimo aniversario del filme satírico “Wag the Dog”, el veterano actor de Hollywood, de 80 años, recibió fuertes críticas de Oliver, conocido por su estilo incisivo como conductor del programa semanal “Last Week Tonight with John Oliver”, de HBO. El debate fue parcialmente grabado y puesto en internet este martes.

Bajo el efecto de las revelaciones del caso Weinstein, a finales de octubre la escritora Anna Graham Hunter acusó al veterano actor de “Rain Man” y “Kramer vs Kramer” de haberle tocado el trasero y haberle hecho propuestas sexuales en 1985 cuando solo tenía 17 años.

Hoffman salió al paso de aquellas acusaciones con un comunicado en el que declaró: “Tengo un gran respeto por las mujeres y me siento terrible de que cualquier cosa que haya hecho la haya puesto en una situación incómoda. Lo siento. No es un reflejo de quién soy”.

En el debate del lunes, al que también asistió Robert de Niro, Oliver recordó estos señalamientos y reprochó a Hoffman su reacción, que según él fue una disculpa condicional insuficiente.

Hoffman se defendió señalando que no recordaba este episodio de hace 40 años, lo que justificaba la condicionalidad de su disculpa. Y agregó que no creía haber hecho nada malo y que sus comentarios de entonces sobre el plató eran típicos de conversaciones entre miembros de una misma “familia”.

Ese es “exactamente el tipo de reacción que me molesta”, dijo Oliver y señaló que Hunter “no tenía ningún interés en mentir”.

La discusión continuó en un tono cada vez más áspero, monopolizando gran parte del debate, que supuestamente se centraría en otros temas.

Hoffman incluso en un momento invocó su papel en “Tootsie” (1982), donde interpreta a una mujer, para explicar cómo se había dado cuenta “de que los hombres eran agresivos” con las mujeres.

La discusión ilustra el clima actual en Estados Unidos, donde desde que estalló el caso Weinstein no pasa un día sin que un hombre de poder sea acusado de acoso o abuso sexual.

Los sectores del entretenimiento, la política, la cultura y los medios son los más afectados por estas revelaciones, con docenas de personas acusadas. Muchos han sido despedidos o suspendidos.

Fuente: El Espectador