Hallan un sofisticado túnel alimentado por energía solar en la frontera entre México y EE.UU.

Las autoridades mexicanas encontraron un sofisticado túnel transfronterizo que tenía su inicio en el pueblo de Ejido Jacume (Baja California, México) y se adentraba en el territorio de EE.UU. hasta la localidad de Jacumba (California), informó este martes la Patrulla Fronteriza de Estados Unidos, al agregar que están llevando a cabo una investigación al respecto.

El hallazgo tuvo lugar el pasado 19 de septiembre, durante una operación de la Policía de México, la Policía Estatal Preventiva y militares mexicanos en una vivienda a unos 67 metros al sur de la frontera con Estados Unidos.

Más tarde, el 4 de octubre, las autoridades estadounidenses determinaron que el punto de entrada al túnel daba a un pozo, que se ubicaba a casi 10 metros de profundidad. La longitud total del túnel es de 191 metros, de los cuales 102 metros se sitúan en EE.UU.

En promedio, el tamaño del túnel en Estados Unidos fue de 0,9 metros de altura y aproximadamente 0,6 metros de ancho. La instalación no estaba acabada: el pozo de salida en EE.UU. no daba la superficie.

Tenía instalado un sistema de rieles que recorrían todo el túnel. Además, había dos bombas para retirar el agua que pudiese acumularse en el interior, ventilación e iluminación. Todo esto se alimentaba por energía suministrada a través de paneles solares.

El agente fronterizo estadounidense Tekae Michael explicó que debido al tamaño y tecnología que se usó en la construcción del paso clandestino, lo más probable es que estuviese diseñado para el narcotráfico, según Los Angeles Times. El agente indicó que este tipo de túneles sofisticados requieren mucho tiempo y dinero.

Fuente: RT