Hospital IESS Quito Sur beneficiará a 1,2 millones de personas

El presidente de la República, Lenín Moreno, inauguró ayer el Hospital IESS Quito Sur, el cual beneficiará a 1,2 millones de personas de la capital y de otras provincias.

El Primer Mandatario recordó que la salud debe ser prioridad de todo Gobierno Nacional. “El sur no tenía un centro y había que hacer el más moderno, acorde a su enorme población. Era necesario descongestionar el Hospital Carlos Andrade Marín, creado hace 47 años”.

La moderna infraestructura, de 83.000 m2, se levantó en 12 meses y su costo fue de $ 200 millones. El monto incluye equipos de última tecnología, mobiliario,  mantenimiento preventivo y correctivo por cinco años.

Por su parte, Richard Espinosa, presidente del directorio del Instituto Ecuatoriano de Seguridad Social (IESS), expresó que la obra no tiene contratos complementarios y desde su inicio ayudó a la población del sector.

El nosocomio posee un centro con 14 quirófanos multifuncionales, rayos X incorporados, dos quirófanos para uso exclusivo del centro obstétrico, ocho para cirugía general y cuatro estarán en el área de emergencia para atender las 24 horas.

Wilson Rueda, radiólogo del lugar, contó que los equipos de imagenología -agrupados en una misma área- son los más sofisticados del país y permitirán un diagnóstico preciso de las patologías de los pacientes.

Hay dos tomógrafos de 26 y 128 cortes cada uno, cuatro ecógrafos, tres de radiología convencional, un densitómetro, un mamógrafo, un ortopantógrafo en 3D, uno de resonancia magnética, tres arcos quirúrgicos digitales, dos ecógrafos de alta gama y otros de ginecología.

También existen 10 puestos para endoscopia alta y baja, gástrica, intestinal y de urología.

En la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI) hay 46 puestos: 18 para pacientes adultos, 10 para pediátricos y 18 para neonatos en cuidados básicos e intermedios.

También está la sala de hemodiálisis con 35 espacios  equipados y uno de aislamiento para casos especiales de pacientes crónico renales.

En este moderno hospital se laborará de domingo a domingo con cirugías programadas, consulta externa y emergencia.

Los moradores del sector aspiran a que su apertura mejore la economía de los barrios aledaños. “Esperamos que los negocios del lugar tengan más acogida cuando se proporcionen todos los servicios y deseamos que los médicos brinden una atención a los pacientes”, dijo Marcia Atienza, moradora del barrio 6 de Agosto.

El personal

El 80% (1.451) de los 1.800 funcionarios contratados es profesional de la salud. Ese porcentaje laborará en las 36 especialidades (alergología, medicina interna, gastroenterología, urología, pediatría, ginecología y otras).

Habrá un espacio incluso para oncología y ahí estará el galeno venezolano José Bermúdez, quien trabajará como radioterapeuta.

Tiene experiencia en esta rama y anteriormente laboró en el HCAM, que pasará a ser un hospital de tratamientos oncológicos.

El galeno Daniel Astudillo, quien  retornó hace dos años de Chile, donde realizó su especialización, laborará en el centro. Él se alegró por la calidad de infraestructura. “Irá de la mano con la calidez de la atención”.

Los servicios médicos se distribuyen en cinco torres de 10 pisos cada una: tres son subterráneos y se emplearán como parqueaderos al igual que un terreno aledaño (al que se llega de forma directa a través de un paso peatonal). Hay 1.150 espacios para los vehículos particulares.

Espinoza presenta su renuncia por tercera vez

Richard Espinosa, presidente del directorio del IESS, recordó que llegó a la institución hace dos años y nueve meses, cuando en las cuentas de salud había $ 7 millones y anualmente el IESS requiere $ 2.100 millones.

“Con lo que había solo se podían atender las necesidades de un día, cerrar la puerta y no pagar. Pero con la ley en la mano dimos una solución para atender a la gente, porque la salud no espera”, justificó.

Mencionó también que durante su gestión “limpió” el IESS de la corrupción existente.

“Se ha hecho bastante, 60 personas fueron tomadas presas y más de 250 destituidas. No recuerdo otra institución que haya hecho algo similar”.

Espinosa indicó que ser servidor público no es sencillo, ni grato y menos un puesto eterno. “Estamos aquí para transformar, a sabiendas de que a veces la Contraloría General hará una auditoría y que en muchas ocasiones ese criterio puede ser discrecional o subjetivo”.

Reconoció que el IESS es la institución en la que más tiempo permaneció, de los 11 años que ha formado parte de la Revolución Ciudadana. Luego presentó su renuncia.

“Tras cumplir mi sueño de poner en marcha el mejor hospital de todos los tiempos en Quito, quiero anunciar mi retiro del IESS. Pero no se preocupen que con Lenín siempre estará en buenas manos y él sabrá escoger a la persona idónea que pueda seguir transformando la institución”.

Por su parte, Moreno evocó la transparencia de la gestión de Espinosa, a quien conoce desde niño.

Dijo que el 24 de mayo de este año Espinosa le presentó por primera vez la renuncia y el Mandatario no la aceptó.  “La patria necesita de tu actividad y de tu honestidad”, le mencionó. Hace tres meses Espinosa insistió con la renuncia y el Mandatario la descartó por segunda vez.

Ayer el Primer Mandatario solo dijo que van a conversar sobre el tema y añadió: “La verdad es que un proceso como el actual precisa de gente revolucionaria y leal como tú”.

Fuente: El Telégrafo