La pregunta machista que rechazó Javier Bardem

La pareja de actores españoles Penélope Cruz y Javier Bardem fueron los encargados de inaugurar oficialmente la edición 2018 del Festival de Cine de Cannes con “Todos lo saben“, un filme del iraní Asghar Farhadi.

El filme que compite por la Palma de Oro cuenta el regreso de Laura (Cruz), afincada en Buenos Aires con su esposo (Ricardo Darín) y sus hijos, a su pueblo natal de España en ocasión de una fiesta familiar. Allí se cruzará con su exnovio Paco (Bardem).

Cruz y Bardem volvieron a compartir set, tras la recién estrenada “Loving Pablo”. Tal vez por eso, pero sin saber mucho sobre la filmografía de la pareja, un periodista en la rueda de prensa de “Todos lo saben” se atrevió a preguntar: “Javier: ¿cómo se siente ser el único hombre del mundo que disfruta trabajando con su mujer?“.

El actor de 49 años, sin disimular mucho su mala cara, respondió: “la pregunta es de una falta de gusto tremenda“. Fue la última pregunta de la conferencia.

El cineasta Asghar Farhadi destacó la armonía familiar de Cruz y Bardem con sus hijos. “Son un símbolo de una pareja feliz, enamorada y que puede, de manera muy sana y bella, separar trabajo y vida personal. Son una familia harmoniosa, con una simplicidad con sus hijos única. Representan el símbolo de la pareja feliz y enamorada“.

Antes, Penélope Cruz había explicado los muchos proyectos que han compartido en el cine. “Hemos trabajado juntos varias veces y no nos llevamos los personajes a casa al final del día porque tenemos la misma visión del trabajo“, contestó la actriz de 44 años, quien recordó que antes se metía totalmente en sus personajes en sus inicios profesionales hasta que se dio cuenta de que quedarse con los papeles más tiempo no suponía hacer mejor su trabajo, además de que tenía una vida personal.

Lo que me encanta de mi trabajo es este viaje de ida y vuelta a ambas dimensiones, por eso me apasiona“, agregó Cruz, que además resaltó que no tiene planes de hacer un filme cada dos años con su esposo.

Y aseguró: “lo haremos de vez en cuando, cuando consideremos que esté bien, pero no muy a menudo”.

“Todos lo saben” es la novena película en la que actúan juntos Cruz y Bardem, premiados en Cannes y en los Óscar. La pareja, que vive a las afueras de Madrid sumó este año otro logro laboral, pues cobraron el mismo salario por su participación en la película.

Penélope Cruz y Javier Bardem han trabajado juntos en 1992 en “Jamón, Jamón” y luego en el 97 en “Carne trémula“. Una década después volvieron a coincidir en el set bajo las órdenes de Woody Allen en “Vicky Cristina Barcelona“, rodaje que en el que nació la relación sentimental que se ha encargado de mantener lejos de los focos de la prensa.  Los actores se casaron en 2010 en una isla de Bahamas perteneciente a su amigo estadounidense Johnny Depp.

Éxito en el cine y en el amor

Es su regreso a Cannes donde, hace ocho años, Javier Bardem hizo una memorable declaración de amor a “Pe”, en su discurso de aceptación del premio a mejor interpretación masculina por el drama “Biutiful”, del mexicano Alejandro González Iñárritu.

Comparto esta alegría con mi amiga, mi compañera, mi amor, Penélope, te debo muchas cosas y te quiero mucho“, le dijo a su pareja, quien le lanzaba besos desde su asiento.

En el Festival de Cannes de 2006, la musa de Pedro Almodóvar había ganado el premio de mejor actriz, compartido con otras cinco intérpretes por el drama “Volver”.

Penélope Cruz y Javier Bardem fueron además los primeros actores españoles en ganar un Óscar: Bardem en 2008 por su papel de un asesino implacable en “No es país para viejos” de los hermanos Coen; Cruz en 2009 por “Vicky Cristina Barcelona”.

Viven discretamente en Madrid, donde buscan alejar de los focos a su hijo Leo, de 7 años, y su hija Luna, de 4.

Este año presentaron juntos la película “Loving Pablo”, dirigida por su compatriota Fernando León de Aranoa. Bardem encarna al más conocido de los narcotraficantes, que hundió a Colombia en el caos, y Cruz da vida a la periodista enamorada del monstruo.

Después de una difícil escena de rodaje, Cruz “no quería verme más”, recordó Bardem en marzo en una cadena española, bromeando. “Me dijo: ‘Quítate el bigote, aféitate y vete a dormir al salón”.

Reencuentro barcelonés

Bardem nació en 1969 en el archipiélago de Canarias. Su madre, la actriz Pilar Bardem, lo crió tras separarse del padre. Fue a ella y a su línea familiar de actores a quienes dedicó su Óscar.

De su lado, Cruz nació en 1974 en el seno de una familia modesta en un suburbio de Madrid. Su padre era comerciante y su madre tenía un salón de belleza, donde la actriz dice haber aprendido observando el comportamiento de los clientes.

A ambos les gusta decir que deben todo al fallecido director español Bigas Luna quien, en 1991, los reunió por primera vez en el picante rodaje de “Jamón, Jamón”.

“Pe” debutó en el cine con 17 años, mientras que Bardem lo hizo, a sus 22 años, un nuevo papel de macho ibérico.

La película les valió compartir, frente a una máquina de pinball, una de las escenas más tórridas de la cinematografía española.
Luego se cruzarían en diferentes rodajes.

Pero su verdadero reencuentro fue en 2007, para rodar la comedia “Vicky Cristina Barcelona” en la capital catalana.

Si Cruz evita en general mencionar a su marido en entrevistas, él ha destacado la intensidad del temperamento de su pareja, como dijo a la revista GQ el año pasado: “Siente pasión por todo. Es lo que me parece atractivo de ella. Hay que tener belleza y saber ser sexi. Penélope tiene ambas cosas“.

Militantes de izquierdas asumidos, recibieron críticas en Hollywood en 2014 por su condena firme a los bombardeos israelíes en Gaza. Este año, participaron en una campaña de una oenegé española dedicada a rescatar migrantes en el mar.

Fuente: El Espectador