Lindsay Lohan se prepara para regresar al cine

Después de una larga temporada en la que ha preferido centrarse en su labor humanitaria con diversas organizaciones de ayuda a los refugiados, Lindsay Lohan parece sentirse preparada para regresar a sus orígenes: el cine.

Pese a que actualmente reside en Londres, la ciudad a la que se trasladó hace más de tres años con la intención de encarrilar su vida y su carrera participando en la obra Speed-the-Plow, la antigua estrella Disney ha puesto rumbo en Nueva York para pasar allí el período navideño y, de paso, aprovechar para tantear el mercado laboral.

En vista de que no ha participado en ninguna película desde que en 2013 rodara The Canyons -aunque sí ha grabado varias escenas para la comedia británica Sick Note que se emitirán en breve-, la actriz no quiere cerrarse ninguna puerta respecto al género con el que realizaría su esperado regreso, según afirma el portal The Blast, y estaría más que dispuesta a esperar todo el tiempo que sea necesario para encontrar el guion adecuado. En opinión de Lindsay, los escándalos y polémicas que ha afrontado en los últimos tiempos incluso en Reino Unido, donde había abrazado un estilo de vida más tranquilo, no habrían hecho más que ayudar a expandir su registro como actriz y su sensibilidad.

El último proyecto con el que se había relacionado a la intérprete era una serie para la plataforma Netflix que giraría en torno a tres mujeres de la oligarquía rusa y a la que se habría sumado antes de que su relación con Egor Tarabasov llegara a su fin entre acusaciones de malos tratos.

El hecho de que Lindsay esté dispuesta a regresar a Nueva York para buscar nuevos trabajos no quiere decir que se sienta prepara para cambiar de nuevo de residencia, tal y como ha dejado claro en varias ocasiones, Estados Unidos, y sobre todo Los Ángeles, son su versión particular del infierno debido al acoso mediático al que la han sometida.

“Solo vuelvo si tengo reuniones y cuando tengo que ver a mi familia. La verdad es que hace mucho que no voy a Los Ángeles y ya casi no recuerdo cuándo fue la última vez que estuve ahí. Y la verdad es que me da miedo regresar. Todo lo que allí ocurre es demasiado abrumador”, aseguraba hace meses en su paso por el programa de televisión del humorista británico John Bishop.

“En el mismo momento en que aterrizo en el aeropuerto ya empiezo a sufrir ataques de pánico y me cuesta respirar si oigo el flash de una cámara. Es una sensación a la que ya no estoy acostumbrada y me resulta extraño tener que revivir todo eso. En Londres me siento mucho más segura, aquí en Inglaterra he encontrado la paz”.

Fuente: El Espectador