ONU aprueba misión en Colombia para ayudar a las FARC a retomar la vida civil

El Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas aprobó el lunes por unanimidad una nueva misión en Colombia para ayudar a unos 10.000 exrebeldes de las FARC a reintegrarse a la sociedad tras más de medio siglo de conflicto armado.

La misión política durará 12 meses y comenzará el 26 de septiembre, cuando finaliza la primera misión de la ONU a cargo de verificar la dejación de armas de los exguerrilleros en Colombia.

En esta nueva etapa, los mayores desafíos son la integración exitosa de los excombatientes a la vida política de Colombia y la aplicación de un sistema de justicia especial que incluye amnistías de más de 3.000 guerrilleros en prisión.

“La etapa más dura está por delante. Una paz duradera y sostenible depende de la exitosa reincorporación de las FARC a la vida civil”, dijo en la sesión el embajador británico ante la ONU, Matthew Rycroft, que presentó la resolución a pedido del gobierno colombiano.

“Un faro de esperanza”

“Colombia ha ofrecido un faro de esperanza al mundo. En demasiados lugares la guerra es la norma”, pero “en parte gracias a nuestros esfuerzos (…) Colombia ha mostrado que la paz es posible”, dijo Rycroft ante la canciller colombiana María Angela Holguín, presente en la sesión.

“Tenemos toda la fe en el compromiso realizado por el presidente (Juan Manuel) Santos de que el acuerdo de paz será implementado hasta la última coma”, sostuvo.

La canciller colombiana aseguró que Santos, que obtuvo el premio Nobel de la Paz en 2016 por sus negociaciones con la guerrilla, no descansará en su último año en el poder para implementar al acuerdo, y que confía en que los ejecutivos futuros le darán continuidad.

“Esperamos que la reintegración se inicie en los primeros días de agosto, una vez todo el proceso de amnistía llegue a su fin”, dijo Holguín a periodistas.

La canciller informó que Santos debe firmar este lunes un nuevo decreto que amnistiará a 2.000 personas que están en las 26 zonas de concentración de las FARC para completar cerca de 6.000 amnistiados.

“Hemos completado 1.400 de los que estaban en las cárceles, faltan 1.700. Es un trámite que pasa por los jueces, no es un trámite del gobierno (…) pero estamos cumpliendo y esperamos que a fines de este mes el tema de amnistía quede finalizado para empezar el proceso de reintegración”, indicó.

El acuerdo prevé amnistías para los excombatientes acusados de crímenes políticos.

Quienes estén acusados de crímenes graves y confiesen podrán evitar la cárcel y recibir sentencias alternativas. Si no confiesan y son declarados culpables, serán sentenciados a entre 8 y 20 años de cárcel.

Un camino “durísimo”

Tras un histórico acuerdo de paz logrado luego de cuatro años de negociaciones en Cuba, los exrebeldes de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC, marxistas) completaron la dejación de armas el 27 de junio.

Una primera misión de la ONU verificó este proceso, que implicó la entrega de unas 7.000 armas por parte de los exguerrilleros luego de un conflicto que duró 53 años y dejó más de 260.000 muertos, 60.000 desaparecidos y más de siete millones de desplazados.

“El camino por delante es durísimo. Todo lo que queda por hacer es enorme, pero lo que es fundamental es el compromiso de los colombianos y el hecho de que la ONU en repetidas ocasiones está apoyando por unanimidad” el proceso, dijo a periodistas el embajador uruguayo ante la ONU, Elbio Rosselli, integrante del Consejo.

La guerrilla de las FARC es profundamente impopular en Colombia, donde es vista con recelo y desconfianza por parte de la población, pero ahora, de retorno a la vida civil, necesitará hacer acuerdos con otros partidos, formar coaliciones y convencer a la población de otorgarles su voto.

El acuerdo de paz garantiza un mínimo de 10 escaños en el Congreso para exguerrilleros en los próximos ocho años.

Fuente: El Universo