Presidente Moreno critica la falta de sensibilidad de Correa, “No por tener una discapacidad uno está condenado”

El presidente Lenín Moreno criticó la falta de sensibilidad del exmandatario Rafael Correa con respecto a las personas con discapacidad. Así lo señaló durante el diálogo que mantuvo con representantes de la misión Las Manuelas, este lunes 9 de julio, en el centro norte de Quito.

Es otra reacción ante las declaraciones de Correa en una entrevista el pasado 24 de junio a eldiario.es de España. “Algunas veces, las personas que han sufrido una tragedia como la que él sufrió (…) guardan una amargura, una frustración con la vida, una frustración hacia los demás que no han sufrido esta desgracia, que cuando tienen poder deforman esa amargura”, indicó en referencia a Moreno.

El Primer Mandatario contestó que lo único que exigen las personas con discapacidad es ser tratados como iguales. “No por tener una discapacidad uno está condenado a ser un amargado”, remarcó. “(Correa) recibió las visitas de la misión Manuela Espejo, también acompañó (en el proceso). Nos preocupa que utilice conceptos como ese”.

Rodeado de 200 brigadistas, Moreno dio la respuesta ante la postura del expresidente: trabajar “de mejor manera” a favor de las personas con discapacidad. “La enferma no es la persona con discapacidad sino la sociedad que no supo, en el devenir histórico, dar una respuesta para que esas personas tengan las mismas oportunidades”,puntualizó.

Moreno criticó que cuando él era enviado especial del Secretario General de la Organización de las Naciones Unidas para Discapacidad y AccesibilidadCorrea y su vicepresidente Jorge Glas abandonaron la misión Manuela Espejo.

Durante ese tiempo desapareció -dijo- un programa que tenía el Gobierno para identificar vía satélite si las personas con discapacidad eran atendidas por el Estado.

Moreno hizo un llamado a la sociedad, especialmente a los hombrespara que tengan sensibilidad y apoyen a los hijos que tienen alguna discapacidad. Se indignó ante ese hecho por lo que reflexionó que las personas que hacen eso merecen la cárcel. “A mí no me gusta ver a la gente presa, pero créanme, alguna satisfacción sí tengo”.

Rol de Rocío de Moreno

A Rocío González de Moreno no le gusta que le digan “Primera Dama”, reconoció el Presidente. “Aquí en Ecuador, todas las damas son de primera. Ella es la esposa del Presidente y me quiso ayudar, por eso la nombré, sin sueldo, presidenta del Programa Toda una Vida”.

En su diálogo aclaró que su esposa también lidera la misión Las Manuelas. “Las Manuelas (brigadistas) merecen todo el respeto porque ser una Manuela significa ser una persona solidaria, que ama a las personas que están sufriendo alguna discriminación y que se encargan de solucionar sus problemas”, puntualizó.

En esa línea González de Moreno señaló que durante este Gobierno las personas con discapacidad no están solas. Destacó el compromiso de las secretarías y ministerios de Estado para trabajar en esa meta.

Ayuda a 53.00 personas con discapacidad

Hasta el momento, Las Manuelas han ayudado a 53.000 personas con discapacidad en 77 cantones del país (20 provincias). Sin embargo, la meta hasta fin de año es atender a 70.000 hogares.

Está previsto que en octubre, la misión intervenga en Galápagos, donde se han identificado al menos 250 personas con discapacidad, especialmente físicas.

Lía Salcedo, brigadista de la Zona 5, detalló que ellas recorren el país con ayudas técnicas, como con bonos y vivienda. Manifestó que además de la ayuda a la persona, también se brinda atención a la familia. “Estar en territorio, poder ayudar, es una satisfacción única”.

Fuente: El Telégrafo