Reconciliación con Madonna y supuesto romance con Bradley Cooper, lo que deja el Óscar a Lady Gaga

Lady Gaga ganó el Óscar 2019 a la mejor canción original por “Shallow“, banda sonora de la película de “Nace una estrella” de Bradley Cooper.

“No hay una sola persona en el planeta que pueda haber cantado esta canción conmigo sino tú. Gracias por creer en nosotros”, le dijo a Cooper, con quien además interpretó la canción en el escenario del teatro Dolby de Los Ángeles.

Es por eso que en Hollywood no se habla de otra cosa que no sea la química entre los artistas. Los últimos instantes de la actuación, en concreto, durante los que se sostuvieron la mirada de manera muy intensa a escasos centímetros el uno del otro, han dado pie a un intenso debate sobre su especial complicidad sin importar que él mantenga una sólida relación con la modelo Irina Shayk -madre de su única hija- o que ella estuviera comprometida hasta hace poco con Christian Carino.

El humorista David Spade abrió el debate entre sus seguidores de redes sociales preguntando “¿Hay alguna posibilidad de que esos dos no estén juntos?”.

Jennifer Esposito, exesposa del actor, se limitó a contestar “Ha”.

¿Amistad con Madonna?

Madonna y Lady Gaga posaron juntas en la fiesta que ofreció la ‘reina del pop’ luego de la entrega de los Premios Óscar 2019. Auspiciada por la revista Time, la fotografía presenta a ambas artistas en actitud cariñosa, acostadas sobre sábanas blancas, y Madonna rodea con su mano la mejilla de la reciente ganadora del Óscar a la mejor canción.

“No te metas con las chicas italianas”, dice el texto con el que Madonna acompañó esta imagen en su perfil en redes sociales, que han entrado en ebullición ante un reencuentro muy esperado, que pone fin a ocho años de enfrentamiento.

Las hostilidades entre las cantantes comenzaron en 2011 tras la publicación de “Born this way” de Lady Gaga, especialmente tras el lanzamiento del sencillo titular del álbum, con un pasaje que recordaba mucho a “Express yourself” de la “reina del pop”, y de un videoclip que reforzaba esta impresión, al reproducir una estética similar a la de Madonna en los años 80, incluida su reconocible diastema.

Preguntada por el tema, esta señaló que encontraba “reduccionista” lo que para la autora de la canción era un homenaje a su “referente musical”.

Lady Gaga con el collar de Audrey Hepburn

En cuanto Lady Gaga pisó la alfombra roja del teatro Dolby de Los Ángeles todas las miradas se posaron sobre el collar que adornaba su escote, una joya que tiene una historia de casi un siglo y medio de antigüedad, pero que en 2012 fue rediseñada en honor del 175 aniversario de Tiffany para darle un estilo más moderno.

El diamante amarillo que lo adorna fue descubierto por el fundador de Tiffany & Co., Charles Lewis Tiffany, en Sudáfrica y se popularizó después de que Audrey Hepburn lo luciera en varias de las imágenes promocionales de “Breakfast at Tiffany’s“.

Antes ya había sido utilizado por la socialité Mary Whitehouse en su presentación en un baile de debutantes en Newport, Rhode Island, en 1957, pero desde la época de Audrey no había vuelto a aparecer en público y solo se había expuesto en el escaparate de la tienda en la Quinta Avenida neoyorquina. Hasta ahora.

No resulta demasiado sorprendente que Lady Gaga haya sido la elegida para ‘rescatarlo’ y presentar de nuevo ante el mundo la piedra de 128 quilates valorada en más de 30 millones de dólares en vista de que es una de las portavoces de la marca. “Lady Gaga es la innovadora por excelencia, una creadora y rompedora de barrera que estamos encantados de que vaya a llevar el legendario diamante Tiffany en una entrega de premios por primera vez desde que se descubriera hace 141 años”, aseguró la joyería.

 

Fuente: El Espectador