Tiroteo en escuela primaria de Brasil deja al menos diez muertos

Un tiroteo en una escuela de la región metropolitana de Sao Paulo ha dejado este miércoles al menos diez muertos, entre ellos siete niños, confirmaron fuentes oficiales. Según el cuerpo de Bomberos de Sao Paulo, las otras víctimas fatales serían un empleado de la escuela y dos adolescentes, que eran supuestamente los autores de los disparos y que se habrían suicidado tras el ataque. Las identidades de los asaltantes no han sido divulgadas.

Una portavoz de la Policía Militarizada explicó a los medios que “dos encapuchados, aparentemente dos adolescentes” entraron en la escuela pública Raúl Brasil -que tiene a unos mil alumnos, entre los 11 y los 17 años, y 100 profesores-, en Suzano a unos 60 kilómetros de la capital paulista, y “efectuaron varios disparos” a la hora del patio. El tiroteo también ha dejado al menos 16 heridos, la mayoría niños, que han sido trasladados a dos hospitales de la región, informa O Globo. Dos de las víctimas presentan un estado clínico grave.

Los dos asaltantes supuestamente mataron a cinco niños, cuyas edades no fueron aún divulgadas, y contra un empleado de la escuela. Posteriormente, ambos se habrían suicidado, según los primeros datos que maneja la Policía brasileña. Se desplazaron al lugar del sucesos seis unidades de rescate, tres unidades de ambulancias y dos helicópteros de la Policía Militarizada, que ha recibido la llamada de alerta a las 9.30 horas.

Según la Policía Militarizada, “los individuos portaban un número no identificado de revólveres, así como artefactos en mochilas semejantes a explosivos”, que están en vías de examinarse, y además tenían “machetes” y “un arco y flecha”. Las capuchas de los atacantes llevaban impresas dibujos de calaveras en la parte frontal, agregaron las mismas fuentes. El gobernador de Sao Paulo, Joao Doria, canceló toda su agenda y se trasladó con urgencia al local de los hechos.

El último tiroteo con fallecidos en una escuela de Brasil fue en el 2011, cuando murieron 12 niños a tiros de un exalumno del centro en Rio de Janeiro.

Fuente: Efe